martes, 26 de julio de 2011

Jeremías 33:3 (Estudio Devocional)

INTRODUCCION:

Antes de iniciar el estudio del versículo, miremos algunos aspectos acerca del libro de Jeremías. En primer lugar el énfasis del libro es: “La infidelidad de Judá a Dios terminara en su destrucción. Si se vuelven a Dios, El tiene preparado un futuro especial para su pueblo”. En segundo lugar: “El corazón de Dios se revela atraves del corazón del profeta Jeremías”. En tercer lugar, en cuanto a la historia, Jeremías desarrolla su ministerio profético en tiempos difíciles. Egipto y Babilonia se disputaban el territorio. Jeremías profetiza que la voluntad de Dios era que se rindieran a Babilonia para que el mal no fuera mayor. Todos se le opusieron incluyendo su familia, todos querían irse con Egipto. A causa de esto, Jerusalén fue destruida en el año 598 AC. Hay que anotar que el ministerio profético de Jeremías no fue fácil. Por la característica de la profecía (Rollos – Traducción), el fue muy fiel y se puede pensar que tenía una muy buena relación con Dios.

Contexto:

Esta declaración de Dios, surge de una pregunta que Jeremías le hace a Dios. Dios le había mandado a comprar una tierra en Anatot (Símbolo de que iban a regresar del exilio e iban a establecerse de nuevo en su tierra). Después de firmar la escritura, se cuestiona, no entiende y ora (Cap. 32), en el versículo 25 pregunta: ¿Cómo es eso que cuando la ciudad va a ser entregada en manos de los caldeos, me dices que compre una tierra? Dios le responde de los versículos 26 al 44, pero se da cuenta que en Jeremías todavía quedan dudas y declara. (Jer 33:3).

Análisis Gramatical:

1. Clama: Acosar a alguien. No dejar tranquilo. Pregúntame a mi Yo tengo la respuesta.

2. Responderé:

a. Te prestare atención.

b. Hablare contigo.

3. Enseñare:

a. Confrontar.

b. Manifestar o decir.

4. Cosas: =.

5. Grandes: No alcanzas a imaginar.

6. Ocultas: Difíciles de entender para ti.

7. Conoces: Cosas que van a suceder y que tú no sabes.

En otras palabras Dios le dice a Jeremías: “Dentro de mis planes todo tiene su propósito y en mi omnisapiencia Yo sé lo que hago. Si en tu mente limitada no lo entiendes, pregúntame que yo te aclarare el panorama y te hare saber lo que tú no sabes”.

Ojo aquí no se refiere a ningún tipo de revelación.

¿Cómo responde Dios a Jeremías?

“Si es cierto que habrá un castigo pero yo tengo un plan de restauración para mi pueblo”. Este plan incluye:

1. Restablecerlos en su tierra. 7.

2. Sanarlos y darles paz.

3. Limpiarlos de todo pecado. 8.

4. Perdonarlos.

5. Que mi pueblo sea testimonio a las naciones. 9.

6. Que en mi pueblo haya alabanza.

7. Que en mi pueblo se restaure la economía y haya ofrenda para la casa de Jehová.

Remata diciéndole a Jeremías dos cosas:

- Vendrá un mesías. 14-18.

- Yo soy Dios que cumple lo que promete. 19-26.

Aplicación:

- Aunque esta declaración de Dios tiene una connotación especial y personal, ya que se dio a un profeta y en medio de una crisis nacional, podemos aplicarla a nosotros hoy debido a que Jeremías fue un hombre que tenía una relación con Dios así como la tenemos nosotros hoy.

- Que podemos decir para nosotros?

1. Aunque parezca que Dios nos manda en dirección contraria a lo que la lógica humana dice, debemos hacer la voluntad de Dios.

2. Debemos expresar nuestras inquietudes, preguntas y dudas a Dios, de manera personal.

3. Dios mismo me dice que clame a Él. Tenemos entrada libre al Trono de la Gracia.

4. Oremos como Dios dice: Con clamor, sin descanso, que El nos presta atención y habla con nosotros, nos confronta y dice lo que no sabemos. Cuando El nos habla nuestra mente se aclara y el panorama ya no es oscuro. El nos puede dar a conocer lo que viene para nuestras vidas.

5. Aprovechemos la invitación de Dios.

1 comentario: