miércoles, 11 de mayo de 2011

El Amor - 1 A Los Corintios 13 (Paráfrasis Ampliada)

Si me parezco a un ángel pero no hay amor en mi corazón, es tan desagradable como la música mal ejecutada y además ruidosa. Si tengo todos los dones del Espíritu, profetizo, tengo todo el conocimiento y además soy un hombre de fe, pero no hay amor en mi corazón, mi espiritualidad viene a ser nula. Si soy generoso, ayudo al necesitado, me entrego totalmente a las causas sociales pero no hay amor en mi corazón, es como si nunca hubiera hecho nada.

El que ama no le teme a sufrir por amar, el que ama no escatima el sufrimiento como demostración de ese amor, el que ama renuncia a la comodidad por los demás, el que ama es comprensivo y entiende los conflictos y problemas ajenos, el que ama se alegra con el triunfo y victoria de su vecino, se alegra con el bien de los demás. El que ama nunca habla de su prosperidad y éxitos delante de los demás cuando sabe que su prójimo oyente está pasando por necesidad, más bien lo estimula, anima y ve las posibilidades para ayudarlo. El que ama no se presenta ante los demás como alguien superior aunque tenga los méritos.

El que ama no hará nada que perjudique a su prójimo, familia, esposa e hijos. El que ama no engaña, no miente, no roba, no defrauda. El que ama no está pensando cada día en su propio beneficio sino en el de los demás, el que ama no se molesta con facilidad, no se resiente, no aplaude lo injusto pero si apoya y respalda las causas justas. El que ama está dispuesto a todo, aun a sufrir por amar. El que ama confía, espera y soporta.

El amor siempre permanecerá por encima de los dones, de las cualidades y de la espiritualidad del ser humano, todo se acabara excepto el amor. Hablamos de lo que sabemos porque no lo sabemos todo.

Cuando yo era inmaduro en la fe, no sabía amar, ahora que soy maduro es que comprendido lo que es el amor y como es que se ama de verdad. Los inmaduros no saben amar. El que ama demuestra su madurez y crecimiento en el Señor.

De todas las cosas que existen, permanecerán tres. La fe, la esperanza y el amor, sin embargo el amor es la más importante de ellas.

Estamos llamados a amar con el mismo amor con que Dios nos ha amado.

Reflexionemos en oración.

Dios les bendiga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada